miércoles, abril 30

Esos pequeños placeres.


Hay detalles que te hacen feliz, simples acciones más o menos cotidianas que te reconcilian con la vida. Los hay de diversos tipos, ya sean a causa de una acción, un capricho que te das, o esos placeres escatológicos. Hay una frase que dice que todo lo que sale del cuerpo da placer.
Cada persona tenemos los nuestros, que pueden ser infinitos, pero quiero contar algunos de las míos, los más simples, pero que me proporcionan algunos pequeños momentos de felicidad.

  • Desayunar un domingo en una cafetería, con un buen café, zumito natural, una barrita de pan con aceite y tomate rallado, disfrutando de la lectura del periódico dominical.
  • Un buen libro que te enganche la lectura y no puedas parar de leer hasta terminarlo.
  • Cocinar un plato nuevo por primera vez y que me salga mejor que bien.
  • Dedicar una tarde al onanismo narcisista, es decir, tratamientos de belleza, mascarilla en la cara y pelo, exfoliarme, baño relajante, cremitas y mucho relax.
  • Descubrir dinero que tenía olvidado, en un bolso o en un bolsillo de alguna prenda que hace tiempo que no uso.
  • Un café compartido con amigas.
  • El pan caliente, recién salido del horno.
  • Que te toque algún premio, aunque sea en una tómbola.
  • Emocionarme con una película o una canción.
  • Dar paseos disfrutando de la breve primavera madrileña.
  • Holgazanear un domingo tirada en el sofá.
  • Beberme una botella de vino, un día cualquiera pero con buena compañía.
  • Oler un buen perfume masculino.
  • Una sonrisa cómplice correspondida.
  • El cigarrito de después...

También me da un pequeño placer leer vuestro comentarios en el blog, si te animas a contarme tus placeres ya sabes donde.

martes, abril 29

Venganza

Con lo que escribí ayer, no sabía que iba a ser tan polémica, pero supongo que di a entender algo que ni soy ni tengo intención de ser.

Me consta que Limón no lo ha pasado bien, su familia, especialmente su madre, se puso en su contra porque me apreciaban mucho. También sus amigos le han reprochado cosas, además que él, al ir a menudo al pueblo se ha comido lo peor.

Pero eso no es lo que quiero, realmente no quiero nada de él, bueno que me devuelva un libro que le dejé y lo quiero conservar porque lo tengo dedicado por la autora.

Aunque a veces, cuando tengo mis momentos de bajón, si me gustaría que se diera cuenta de lo que me ha hecho. No voy a hacer nada en su contra, ni siquiera hablo mal de él a nadie, si me preguntan lo único que puedo decir es que ha hecho las cosas muy mal conmigo y no me esperaba que se portara así, pero que no le deseo ningún mal, y lo digo sinceramente.

Mi problema con Limón es la decepción, cuando una pareja no funciona y termina no pasa nada, si algo va mal no merece la pena seguir. Pero si al principio, aunque se rompa todo, continúas confiando ciegamente en la persona, lo defiendes frente a todos cuando lo más bonito que le llaman es cobarde y según va pasando el tiempo de das cuenta que tienen razón, que Limón no quiere ser tu amigo, pero quiere aparentar una amistad delante de la gente para salvar las apariencias, te ataca la rabia y la sensación de hacer el primo. La última carta que le escribí a modo de despedida para la que le pedí no contestación, fue tan tonto de responderme que él lo único que quiere es que cuando le vea le salude y no le vuelva la cabeza... Si lo que tiene de poya lo tuviera de cerebro sería premio novel.

No quiero saber nada de Limón, tampoco quiero que le vaya mal en la vida, sólo quiero que me entienda, creo que me gustaría que le pasara algo que le hiciera reflexionar sobre la clase de persona en la que se ha convertido, un ser egoísta y superficial, no es la buena persona de la que me enamoré, aunque en este tiempo es cuando me he dado cuenta que realmente es así, y lo que antes confundía con ser buena persona, era ingenuidad propia de no haber salido nunca de su entorno, pero siempre han estado allí sus tonterias.

No pienso en vengarme, pero creo que la vida pone a todo el mundo en su sitio, y yo no estoy libre de pecado.

La única vez que tramé una venganza contra un chico, me salió bien, pero al día siguiente estaba arrepentida, y eso que todo fue un tontería adolescente.
Cuando tenía dieciseis años me gustaba mucho un chico, con el que llevaba enrollándome intermitentemente desde los catorce, eran niñerías. Él quería acostarse conmigo y yo era muy joven y no estaba preparada, además de no tener nada ni medio serio, por lo que él me dejó por otra chica en Navidad, mayor que yo. Yo sabía que no iba a durar, sabía que intentaría volver conmigo y esperé. Llegó el momento donde intentó volver conmigo, mi venganza consistió en decirle cuatro verdades, como que era un cabrón, que no me iba a líar con él porque me iba a volver a dejar por la primera tía a la que pudiera echarle un polvo y más cosas por el estilo.
Infantil, pero me quede muy a gusto, aunque luego tenía miedo de encontrarmelo, porque me seguía gustando mucho.
Al pasar unos meses comencé con Limón y este chico pasó a ser historia, aunque cuando me lo cruzo de vez en cuando, lo sigo encontrando muy guapo.

La venganza sé que no lleva a nada, ni se puede vivir con rencor, además la venganza es un plato frío, tan frío que cuando te lo comes no te llena el estomago, todo lo contrario, te deja vacía por dentro.
Creo que con esto he terminado con este tema indefinidamente. Seguiré hablando de lo feliz que me hace Fresa, porque al poner por escrito la rabia que últimamente me atormentaba, me he quedado muy bien, tenía que hacer limpieza y sacar la basura fuera.


lunes, abril 28

Este fin de semana.

Este fin de semana me ha dado por ordenar y clasificar fotografías. Ahora con las cámaras digitales tienes miles de fotos y de vez en cuando no esta mal hacer una copia de seguridad.

Como consecuencia de esto, tuve que revisar muchas fotos de Limón y mías, lo que me hizo ponerme triste por un lado y cabreada por otro.

Un grupo de fotos, que pertenecen a la boda de una amigo de Limón, de junio del año pasado me puso especialmente mal. En esa boda yo estaba muy guapa, no suelo salir muy bien en las fotos pero en estas sorprendentemente salgo en todas bien, hasta en las que hago el tonto.

En esa boda, a los novios les hicieron una presentación con un proyector con fotos de ellos de niños y luego fotos juntos (por lo visto ahora esta de moda hacer eso) y recuerdo ver a los novios y las fotos que proyectaban, los veía tan felices y enamorados, que no pude evitar pensar en mí y Limón, por esas fechas yo ya estaba desquiciada del todo, y lo vi, en ese momento me di cuenta que nunca estaría con Limón como vi a esa pareja, no era capaz de imaginarme casada con Limón.

Este fin de semana también tuve día de amigas, compras, comida y cañas, de vez en cuando viene bien ser un poco frívola. Hablamos de muchas cosas entre las que estaba Limón.

Cuando me despedí de ellas me quede jodida, sé que para todo el mundo yo soy la víctima de Limón y no me gusta que me victimicen, parece como si hubiera habido una guerra y yo fuera la perdedora, y eso que mis amigas saben que estoy muy bien con Fresa, pero el resto de la gente me ve como una pobrecita niña abandonada. Claro que me jodería más que a Limón lo consideraran la víctima y no un cabrón y un cobarde, que es lo que es.

Estoy acumulando demasiado rencor, pero las decepciones gordas es lo que traen. Necesito que alguien me diga que Limón ha cometido el error de su vida, que se lo digan también a él, y que en último termino Limón también lo piense. Se arrepienta y sufra. Y me siento malvada por pensar eso, como una venganza, quiero que sufra tanto como yo y entienda lo que me ha hecho, sobre todo quiero que me pida perdón.

Sé que no debería pensar todo esto, pero necesito recuperar un poco mi autoestima, es egoísta e hipócrita por mi parte. He estado engañando a Limón casi un año con Fresa, y Fresa me hace feliz, pero hay cosas que me llevan a sospechar que yo no he sido la única engañada, por lo que la culpabilidad que llevo arrastrando se ha ido diluyendo, convirtiéndose en rencor.

No ha mejorado nada la cosa, no me gusta ser vengativa, pero como me dice mi madre, todo en la vida se termina pagando, y yo que creo en el una vida después de la muerte, sea en la forma que sea, pienso que si no se paga en esta vida se pagará en otra.

Yo no estoy libre de pecado, también he sido cobarde y algunas veces cuando voy a casa, y la gente me intenta animar dándome su compasión, me gustaría gritarles que me he estado tirando a otro tío, que Limón ha sido un cornudo gilipollas y no necesito su lástima. Pero me callo.

Al final voy a ser una bruja vengativa. No lo soy, porque soy incapaz de llevar a cabo cualquier acto que perjudique a otra persona. Tenía que soltar todo este lastre, a veces tienes que exorcizar los demonios sacándolos al exterior, para que te dejen seguir con tu vida y poder pasar a otra cosa.

viernes, abril 25

Mi mundo perfecto


A veces imagino posibles futuros,

me invento ficticias conversaciones,

ideo diferentes situaciones,

y creo mi mundo a medida.

Son fantasías de otra vida,

unos sueños donde todo es bueno.

Me establezco en las alturas

hasta que despierto.

La vida combate los sueños

con puñetazos de realidad.




Buen fin de semana a todos

jueves, abril 24

Un viaje


Cabalgo sobre un lecho de plumas,

con los saltos un tirante resbala,

dejando mis senos descubiertos,

moviéndose al ritmo del trote.

Me dirijo a un destino lejano,

un autentico recorrido buscando placer.

Mi semental jadea exhausto,

le presiono para ir más rápido.

Noto que voy llegando, llegando, llegando...

En mi espalda comienzan las punzadas,

el placer se extiende por mi cuerpo.

Agotada del viaje a otro mundo,

caigo sofocada sobre mi transporte,

Me ha llevado muy lejos,

besos y caricias muestran mi agradecimiento.

No ha terminado nuestra odisea,

descansada retorno la expedición,

esperando encontrar otro lugar.


Aclaración sobre David Almanza, un impresentable.

Sobre el tipo que enlacé ayer, con la intención de poder echar unas risas, es aún más patético de lo que pensaba.

Gracias a un comentario en el blog (mil gracias Gurisa) me dio por investigar un poco, bueno sólo puse el nombre de este eslabón perdido en google, lo que descubrí me hizo cambiar la visión de este energúmeno.

Antes sólo era un triste con mucha cara que pretendía timar a alguien, me parecía un ser patético que en su ingenuidad se creía sus propias mentiras. Ahora me parece todo eso y más improperios, además, seguro que es impotente o algo así, tanta necesidad de atención tiene que ser por algún tipo de trauma sexual o algo parecido.

Este señorito, además de plagiar otro blog y dedicarse a menearlo el mismo, lleva también bastante tiempo intentando darle publicidad a su ¿revista? Mejor revistilla digital, pena que se la cierren, hoy ya no era posible acceder, aunque estoy segura que al igual que Terminator, volverá.

Tiene una página de degaboo que no voy a enlazar, demasiada publicidad ha tenido ya. Basta con ver los comentarios que le hacen para ver su catadura moral.
El tío se dedico a comentar blog haciéndose publicidad del suyo, hasta hay nada que objetar, aunque no me parezca muy lícito. El texto que usaba era el siguiente:

Hola xxxxx!
Soy David Almanza de Dejaboo, y me encanta tu Blog. Realmente eres muy bueno escribiendo, y no me extrañaría ver algo tuyo publicado algún día. Si quieres tu y tus lectores podeis publicar mi página donde hablo de cómo aumentar tu carisma y tus habilidades sociales:
http://www.seduccionycarisma.com/
o el blog
http://seduccionycarisma.wordpress.com/
Un abrazo y sigue con la buena labor que estás llevando a cabo!

El problema era que además se hacía pasar por colega del autor de uno y se lo decía a todos los blogs que tenía enlazados, mintiendo descaradamente. El autor de dicho blog, llamado Cisne Negro, tuvo que tomarse la puñetera molestia de responder a todos los mensajes. Se presentaba con el mensaje anterior pero añadía que era amigo de Cisne Negro, que me parece por otra parte un blog muy respetable.

Vi más cosas, pero creo que con esto es suficiente. Aclarado el tema del pringao y espero desterrado por siempre de mi memoria, a no ser para echar unas risas claro.

miércoles, abril 23

10 Consejos infalibles para ligar si eres hombre.

Ayer mirando por meneame, encontré a esta joya, aconsejo leer completamente el curioso documento:

“Hola a todos chicos, esto es la Revista Digital de Seducción Y Carisma, un nuevo proyecto que quiere traer a la comunidad una visión más seria y profesional a la comunidad de la seducción, pero antes dejad que me presente: me llamo David Almanza, titulado en relaciones públicas y marketing, escritor y divulgador de técnicas y principios relacionados con el arte de ligar, coaching y autoayuda masculina.”

Así se presenta este elemento de la fauna. Este señor se considera un pofesional de la seducción y como alma generosa está dispuesta a enseñar al que no sabe, con su larga y dilatada experiencia, porque al principio el pobre no sabía como ligar.

Ha convertido enseñar a ligar en su medio de vida (según él) y me asusta pensar que clase de alumnos tendrá en sus clases.

En un principio pensaba copiar el articulo entero o algunas partes y comentarlas en gloria del animus jocandi, pero me ha dado una mejor idea, unos consejos a los hombres para que consigan ligar. Recomiendo encarecidamente leer el blog del susodicho elemento (espero que no sea el de la foto del principio, puajjj) y cada uno sacar sus conclusiones, de vez en cuando tiene hasta cosas graciosas que rebajan el nivel de chunguez, chulería y prepotencia.

Mis queridos lectores hombres inseguros que no ligáis, voy a ser dura y realista, son consejos desde la óptica femenina. Advierto que esto le puede doler a algunos.

Dirigido a:
Pajilleros de sexo en internet, vírgenes a los cuarenta, recién separados/divorciados, adolescentes inseguros...

10 CONSEJOS INFALIBLES PARA LIGAR

  1. Si sois tímidos y os damos miedo las mujeres, superar la timidez, tenemos los mismos miedos, complejos y estamos tan cagadas como vosotros.
  2. Expectativas, siempre hay un roto para un descosido, no pretendas ligarte a miss universo a la primera, aunque por intentarlo no pierdes nada, las mujeres valoramos el físico, pero también miramos más dentro, tu deberías hacer lo mismo y esa compañera de oficina tan maja, pero que no es supermodelo puede ser más interesante que la rubia explosiva que está de recepcionista.
  3. Hay mujeres malas y hombres malos. El equivalente femenino al pofesional es la calientabraguetas, mujeres que se aprovechan de su físico para conseguir sus fines, huye de ellas, a no ser que seas un rico empresario y quieras tener una mujer florero.
  4. Fea-lista y guapa-tonta no van unidos. Una fea puede ser tonta y una guapa un genio en física termo-nuclear, olvida los tópicos.
  5. No vayas pensando única y exclusivamente en ligar, no veas a las mujeres sólo como agujeros andantes donde meterla, si ese es tu objetivo te aconsejo comprarte una muñeca hinchable, esta al menos no te pedirá que la abraces para dormir.
  6. La mujeres queremos lo que vosotros, alguien que nos entienda, nos quiera y nos respete, luego cada cual con sus preferencias físicas o psíquicas.
  7. No hay pareja imposible ni incompatible, se ven cosas muy raras en esta vida, pero intenta ser coherente y no buscar un imposible.
  8. Si eres feo, eres feo, pero siempre puedes ir a mejor, seguro que tienes alguna virtud que tienes que saber explotar.
  9. Se tu mismo y se sincero, al mentiroso siempre lo pillan
  10. Lo más importante, pasa de mis consejos chorra ¿de verdad crees que lo leído en un blog escrito por una neurótica te va a ayudar en algo? Si no ligas haz algo útil con tu tiempo como aprender idiomas o apuntarte a un curso de guitarra. Así podrás intentarlo con las guiris, además los músicos ligan mucho ¿no?

Esta canción va para todos aquellos que se hayan tomado esto en serio, con mis mejores deseos, Que te follen.

martes, abril 22

Cambios

Estreno nueva cabecera, que me ha costado un huevo hacer, tuve que prescindir del photoshop por un problema técnico y a la espera de volver a instalarlo he usado el paint, word y el Microsoft photo editor, al final creo que me ha quedado medio decente, cuando tenga el photoshop puede que lo pula un poco.
Otra novedad es una dirección de correo, por si alguien quiere decirme algo, para quejas, sugerencias, recomendaciones. Resumiendo por si alguien quiere escribir algo al margen de los comentarios.
Por supuesto la dirección no quiere decir que no me gusten los comentarios, todo lo contrario, sólo es por si alguna persona se ha quedado con ganas de decir algo más.
He añadido más link que tenía pendientes y ordenado un poco.

Espero que guste el resultado.

El poder del tacto.

No se puede subestimar el poder de una caricia.
Cuando era pequeña me pasaba el día persiguiendo a mis vecinas, para mi eran como mis hermanas mayores, el motivo era que quería que me “rascaran” la espalda. Realmente quería que me acariciaran la espalda, me tumbaba y aunque argumentaban para librarse de una pesada como yo, que si lo hacían me quedaba dormida, cosa totalmente falsa, nunca me quedo dormida con algo que disfruto plenamente.

No sólo me gusta que me acaricien, me gusta acariciar.
Un simple roce de la yema de mis dedos por la nuca o el cuello, que descienda suavemente por la espalda, se recree en los hombros, los costados, recorriendo la columna vertebral, mientras notas como al receptor de tus caricias se le eriza la piel y se estremece.

Para acariciar bien sólo se necesita un cosa, querer hacerlo.
A Limón no le gustaba demasiado, cuando le pedía que me acariciara la espalda (mi punto débil) después de dos minutos ya tenía sus manos en mis pechos y me estaba metiendo mano. Sin embargo le encantaba ser el que disfrutara de mis manos, dejando la modestia a un lado soy la leche.
Con Fresa es diferente, es un autentico fetichista de la piel, la mía le parece muy suave y disfruta acariciándola, sólo por su tacto. También disfruta mucho de mis cuidados.

Todo el mundo tiene una parte especialmente sensible.
En mi caso es la espalda, todo lo que recorre mi columna vertebral, la nuca me pone a cien, en las lumbares me relaja, pero la zona que me da especial gustito es la axila, soy de las pocas personas que hay no tengo cosquillas, pero esa porción de piel es muy sensible.
Otras personas enseguida tienen cosquillas, o no les gusta un lugar. A Limón le gustaba que le acariciaran o masajearan las piernas más que la espalda. A Fresa no le gusta que le acaricien el pelo.

Para hacerlo bien, método empírico, ensayo y error.
Cada uno tendrá sus técnicas, lo mío es a base de suaves roces, usando las dos manos y explorando todo lo que esté a mi alcance. El secreto es no insistir demasiado tiempo en una zona determinada. Debes también estar muy atento a las reacciones de la persona, a parte de lo que te diga, cuando se estremece o se pone la piel de gallina, vas por buen camino, hay puedes insistir hasta que notes que se pase el efecto.

Una piel suave es igual a exito.
Es importante cuidar la piel, tanto las manos como el resto del cuerpo. Exfoliarte, cremas hidratantes, estar bien depilada, los hombres depilados me dan yuyu, aunque hay que reconocer que es más agradable para las dos personas, sin pelo se siente más. Importante mejor que no haya pelo en la espalda.

No todo está en las manos.
Los labios, la lengua, los pies, la nariz, todo el cuerpo se debe aprovechar para acariciar y ser acariciada, con la intención que se quiera, ya sea relajante o sexual.
Es un placer gratuito, no transmite enfermedades, lo puedes hacer en público sin que nadie se escandalice (es cursi pero mola hacer manitas) y sobre todo es algo que une íntimamente, proporciona más intimidad y muestra más amor que el más salvaje de los polvos.

Continuará...

lunes, abril 21

Las desventuras del coño. 3ª Parte

Quien me lea habitualmente conocerá mi fascinación por la escatología, concretamente escatología sexual, que el caca-culo-pedo-pis lo dejo para los niños pequeños.

Hoy voy a contar mi experiencia traumática con esos globitos de látex que usas para no tener SIDA ni quedarte embaraza, es decir el Preservativo.

Lo primero, no compréis Durex, usar los de Control. Y no me paga Control para que le haga publicidad, hay más marcas, yo sólo he usado esas dos y una no me ha ido bien. Ahora me explicaré.

Anécdota tonta:
Este fin de semana tuve una conversación con una amiga a la que se le había roto el condón, dice que fue de una forma muy rara (a mí siempre se me han roto así), la punta quedó completamente seccionada pero ella no se preocupó demasiado.
A la semana se acostó con otro tío y al terminar de follar la punta apareció en el condón del susodicho. Afortunadamente para ella, no tiene porque guardar ninguna fidelidad a nadie, con lo que la historia fue hasta graciosa, menos porque es un poco paranoica y esa semana le dolió un poco la tripa y ya se estaba imaginando que era por el trozo de condón que tenía dentro.
Infecciones y otras historias tétricas pasaron por su cabeza, yo la tranquilicé echando mano de mi experiencia, que por desgracia en un breve periodo de mi vida adquirí mucha. De todas formas no creo que sea bueno tener un trozo de plastico dentro varios días.

Hechos a tener en cuenta:
Esto ocurrió entre los meses de febrero y marzo del 2.007, por aquel entonces alternaba entre Limón (que por supuesto no sabía nada de esto) y Fresa.
Limón odiaba ponerse condón, sólo accedía en el último momento (aún no sé como no me quede preñada) por lo que creo recordar que solamente una vez en diez años se nos rompió uno.
Fresa es más de sexo seguro.
Por aquel entonces compraba Durex, me parecían más grandes que los de Control, y Limón necesitaba condones grandes (no es vacile).
Para evitar líos, con Fresa usaba el mismo tipo.

Nota sobre usar la misma marca con los dos:
Con Fresa unas veces los compraba él y otras yo, a veces se terminaban y echaba mano de los que tenía para Limón, que luego reponía para que salieran las cuentas, no le diera un día por echarlas, de hay usar la misma marca con los dos. Hace falta una buena intendencia para ser infiel.

Al grano:
La primera vez que se nos rompió a Fresa y a mi no le di importancia, fue al principio del polvo. Se rompe, se cambia y a seguir. Al terminar y sacar su cosita, apareció la punta que se había roto.
Nos volvió a pasar a los pocos días, pero esta vez no apareció la punta. La encontré a la semana al cambiarme el tampax. Entonces comencé a preocuparme.
La tercera vez que era el primer polvo que echaba después de estar con la regla (para hace una idea de lo seguido que fue todo) se rompió justo cuando Fresa se estaba corriendo, a mis 27 años tuve que ir a por la píldora del día después como una quinceañera.
Tampoco se dio a ver la dichosa puntita, pero una que es muy apañada, tuvo que dedicarse a la ingrata tarea de buscarla ¿cómo? Ya podéis imaginarlo.
Fresa y yo tiramos la caja de Durex al volver del centro de planificación familiar y no volvimos a comprar esa marca jamás, tengo que decir que además de la píldora en la farmacia pedí también una caja de Control.
Si pensáis que la caja era defectuosa, tengo que decir que a la semana se rompió uno con Limón, de la misma marca pero de otro lote. Lo dicho, no compréis Durex.

Consejos a mi amiga:
Le conté lo anterior relatado (sabía ya de mi doble vida) y le expliqué que si le pasa otra vez se dedique a buscarlo.
La pobre compungida me preguntó ¿sabes lo fuerte que es que aparezca el trozo de condón de un tío en la poya de otro diferente?
Mi respuesta fue otra pregunta: ¿por qué crees que me dedicaba a buscarlo?




viernes, abril 18

Frases hechas, construidas e inventadas

Me gustán las frases hechas, los refranes, los chistes cortos y la sabiduría popular, tengo buena memoria para ciertas cosas, y cuando alguna me gusta la uso a menudo. Otras frases tienen una importancia especial, por lo que en su momento significaron en mi vida, esta es una pequeña recopilación:
  • La vida es como el palo de un gallinero, larga, dura y llena de mierda. Filosofía callejera.
  • Nunca te fies de nadie que no tenga vicios. Más filosofía.
  • Las frases nunca están mal dichas, sino mal interpretadas. Idem.
  • Hay quien nace con estrella y quien nace estrellado. Refrán popular, completamente cierto.
  • La mujer ha de buscarse curiosa y delgá, que gorda y guarra ya se volverá. Frase que le soltó el abuelo de una de mis mejores amigas a mi padre, este la aplicó al pie de la letra, aclaro que mi madre sigue siendo limpia y delgada.
  • Por lo menos yo sé que mis nietos, son mis nietos. Contestación de mi padre a un amigo suyo que tiene cuatro hijos, y le vacilaba con no tener que preocuparse porque les hagan una barriga.
  • Si los maricones del pueblo llevaran una bombilla en el culo, el pueblo parecería la feria de Sevilla. Un peluquero de mi pueblo, ya fallecido, pero se le recuerda mucho.
  • Los mejores perfumes y los peores venenos van en frascos pequeños. La frase preferida de una de mis amigas, es muy bajita.
  • Yo no soy mala, soy peor. Según mi padre, una de mis inocentes respuestas, cuando era sólo una niña inocente.
  • Soy más de pueblo que las amapolas. Una de mis frases habituales.
  • Soy tan de pueblo que me das una patada y caen bellotas. Otra de ellas, pero esta es robada a una amiga, me pareció genial.
  • Te crees una mierda y no llegas a pedo. Otra de las frases geniales de mi amiga.
  • Algún día, no sabrás cuando, ni dónde, ni como, pero me vengaré. Mi amenaza favorita.
  • El gañan está borracho y el señorito se encuentra indispuesto. Lo dice mi madre.
  • Mi marido es muy bueno, sólo que los fines de semana se emborracha y me pega. Lo cuenta mi madre de una exvecina, da mucha pena.
  • Un maricón es un maricón, un gay es un maricón con tarjeta visa. Andrés Pajares dixit.
  • Mi armadura es mi desprecio. La leí en un libro de Warhammer que me enseñó Fresa, se ha tirado meses en mi messenger.
  • No te veo como la madre de mis hijos. Limón dixit. La frase que más me ha dolido en la vida.
  • Preciosa, te quiero mucho. Fresa dixit. La frase que más me ha alegrado la vida.
Buen fin de semana a todos.

Publicidad engañosa

Hoy he visto una noticia sobre un timo de alquiler, nada excesivamente grave, pero no puedes fiarte de los anuncios.

Ayer visité un piso, fui yo sola porque Fresa aún no había vuelto del trabajo.

Es el segundo al que voy, el primero no estaba mal, era muy grande aunque el salón era pequeño, tenía tres habitaciones, con lo cual el salón no era problema nos sobraba una, pero estaba sin amueblar y la cocina (para mi fundamental) era muy vieja, y no tenía horno. De todas formas no era caro, y si hubiéramos sido tres personas creo que no lo hubiera pensado, aunque tuviéramos que comprar muebles, pero al ser sólo dos...

El piso de ayer tenía una pinta estupenda en el anuncio, pero la realidad es diferente, copio texto:.

características específicas

  • 65 m² construidos, 55 m² útiles
  • segunda mano / buen estado
  • calefacción central
  • agua caliente central
  • orientación este
  • planta 1, edificio de 6 plantas con ascensor
  • antiguedad entre 10 y 20 años, fachada de ladrillo
  • 7 vecinos por planta

distribución y materiales

  • 2 dormitorios
  • 2 baños, incluyendo aseos
  • cocina independiente equipada
  • terraza de 20 m²
  • 2 armarios empotrados
  • suelos de parquet

equipamiento

  • la casa está dotada de antena parabólica colectiva y tendedero descubierto
  • conserje

980 euros/mes, 163.000 pts/mes

A primera vista suena genial todo, si tiene dos baños será grande ¿no?, llamo a Fresa para contarle y me dice que de cabeza vaya a verlo.

La triste realidad es que si bien son ciertas algunas cosas, está recien pintado y barnizado el parquet, tiene dos baños completos dentro de cada habitación (uno con media bañera, y otro con bañera grande), hay cosas que son falsas en ese anuncio, y otras no estaban especificadas. Los baños son de hace 20 años, los muebles puede que más, al abrir un armario para enseñármelo casi se cae la puerta, la cocina espantosa, no era ni americana, directamente era un zulito dentro del salón, con dos placas eléctricas enanas (placas no vitro), media nevera, y por supuesto sin horno, por no hablar del estado de los muebles.

La terraza de 20 m2 (ya serían algo menos) es un patio para uso tuyo y de los demás pisos de tu planta, con una puerta/ventana en el salón que daba a dicha terraza, sin reja, barrotes o que se yo, siendo un primero daba mal rollo porque era fácil que te entraran en la casa.

Igual la estoy poniendo algo verde, y tampoco estaba tan mal, pero me sobraban esos dos baños, y prefería uno sólo reformado aunque fuera pequeño y sólo tuviera ducha, además estaban dentro de las habitaciones, si una visita quiere mear por cojones tiene que pasar a un cuarto. Esos metros le vendrían mejor a la cocina o a las habitaciones, una era especialmente enana. Seguro que proyecto ese piso alguien que en su vida nunca ha cocinado, pero que debe tener incontinencia urinaria para tener tanto cagadero en tan pocos metros.

Lo peor es lo del precio, 980 e/mes, ya es pasta, además te pedían la mitad de la comunidad, es decir otros 70 e/mes, al final 1.050 euros (demasiado caro para la mierda de piso que era) más dos meses de fianza, y bueno con la nómina se fiaban y no nos pedirían abal, en otro piso al que llamé esta tarde, nos pidieron un año entero de abal.

No recordaba lo frustrante que es buscar piso, lo que mienten los anunciantes, lo bonitas que son las fotos y la triste realidad, por no hablar de lo caros que son los pisos en este puto barrio.

Tengo que ser zen y tener paciencia.


jueves, abril 17

Fantasmas adolescentes


Esta mañana la he visto.

Después de tantos años desterrada de mi vida, allí estaba. Creí haberla dejado atrás después de la adolescencia, pero no, otra vez volvía a mi vida para atormentarme.

Por lo menos estaba sola, no la rondaba ninguna de sus amigas, tan iguales a ella. Cuando estaba en el instituto, eran el pavor de todos, no respetaban a nadie, guapas, guapos, feas y feos, siempre nos estaban jodiendo.

Yo fui bastante afortunada comparado con otros, solo un par de ellas de vez en cuando me molestaban, aunque había otros a los que no dejaban vivir.

Siempre aparecían en el momento más inoportuno, se regodeaban especialmente si habías quedado con el chico que te gustaba, eran crueles y no podías evitarlas, como mucho intentar esconderte cuando te rondaban.

Cuando tenía quince años, mi madre tuvo que tomar medidas drásticas, muchas de ellas me acechaban, claro que la culpa era mía, por responder a sus provocaciones, mi madre me enseñó a pasar de ellas, aunque tuviera que soportar un tiempo sus ataques, poco a poco se olvidaron de mí. Me costo mucho hacerlo, sobre todo después de sufrir un ataque a gran escala, afortunadamente no me dejaron cicatrices.

Es muy difícil quedarse quieta ante ella, la ves desafiante, sientes una punzada de dolor cuando la notas cerca, provocando que quieras clavarle las uñas, pero sabes que no puedes, en el momento que intentes defenderte acudirán sus amigas. En el instituto pasaba eso.

Hoy después de tantos años vuelve a mí y tengo que ignorarla, no ha cambiado nada para mi desgracia, sigue siendo gorda y llena de maldad, pero solo está ella, y no durará mucho tiempo en mi vida, ya soy mayor y puedo defenderme, tengo más métodos y técnicas a mi alcance, no ganará esta batalla.

Ya intentó amargarme la pubertad, ahora sólo está de visita, no dejaré que se quede. Sé que sólo es un encuentro casual por una serie de conjunciones astrales o intervenciones demoníacas.

No me dejaré dominar por el pánico, he estado en peores situaciones, para que sólo una de ellas me quite el sueño. Va lista si cree que va a durar mucho tiempo en mi presencia, es la hora de tu fin muñeca.

Esta mañana me he mirado al espejo y la he visto.

Maldita espinilla.



miércoles, abril 16

Angela

Me levanto muy tarde, varios ataques de tos, estoy algo resacosa esta mañana, pero no más que cualquier otro día. Demasiadas fiestas, demasiado alcohol, tengo que empezar a cuidarme, ya no tengo veinte años, pero qué pereza.

Observo el desastre de mi habitación, ropa tirada por el suelo, un preservativo usado en la mesita de noche, mira que dan asco una vez usados. Un recuerdo me viene a la cabeza.

Al final me tiré a Jorge, se pasó toda la noche persiguiéndome, por lo menos se puso un condón, estaba tan borracha anoche, no recuerdo el momento en el que se fue, tal vez lo eché yo ¿dónde estarán mis bragas? Por fin las encuentro, estaban debajo de la cama.

La fiesta de ayer fue un desfase, no sé como entraron tantas personas en ese piso, claro que no salí de la cocina, todo el mundo sabe que hay está el mejorymásdepravado ambiente, tienes el alcohol a mano y terminas siempre fumando porros, con lo mal que me sientan cuando voy borracha, las mejores drogas están en la cola del baño por supuesto, pero ayer no me pasé, sólo un par de rallas para despejarme, a las que me invitó Jorge. A veces soy demasiado agradecida.

Otra punzada en mi cabeza, vuelta a la realidad, tengo que limpiar y ventilar el cuarto, tal vez poner una lavadora y cambiar las sábanas, ya recuerdo mejor el polvo de anoche, y sudamos bastante, al final no estuvo tan mal, menos cuando el muy cerdo quiso darme por el culo, con lo que duele eso. La almohada huele a sudor, tabaco y perfumes mezclados, Boss, cómo no, por qué tantos tíos usan ese perfume, que poca originalidad.

El cenicero está lleno, no me gusta fumar en la habitación antes de dormir, aún hay humo en el cuarto, debieron ser los cigarrillos de después...

Me echo el albornoz por encima y abro la ventana, ya está el Sol muy alto, miro el reloj, la una y cuarto, si me doy prisa tal vez pueda hacer la compra, tengo la nevera en las últimas y debo dejar mi régimen de bocadillos de Nocilla, quizás haga compra sana, verdura, fruta, algo para ensaladas, nada de pizza, ni chocolate, ni más comida basura. No me lo creo ni yo.

Llego al baño y me observo desnuda en el espejo, tengo un buen cuerpo aunque debería hacer ejercicio, los ojos negros del rimel completamente corrido, el pelo revuelto y algo pegajoso, me tiraron por encima un chupito, huele a un licor raro, tal vez sea kiwi, recuerdo ver una botella verde en la cocina.

Bajo la ducha me siento culpable, vida desordenada, tengo que centrarme, no puedo estar siempre de fiesta en fiesta, ni de flor en flor, soy una chica muy fácil, pero es demasiado divertido como para dejarlo. Soy popular, no tengo la culpa de ser atractiva, y me gusta coquetear, hay tantos hombres por conocer, al final no me decido por ninguno y los tengo que probar todos.

Nadie me toma en serio, soy la juerguista que no se quiere atar a nada, pero no es así, quiero alguien que me quiera como soy y quiero amar a alguien, yo no tengo la culpa de que Cupido pase de mí.

Esta semana tuve mucho trabajo, tenía que desconectar, aunque todos los días termine llegando a mi minipiso de madrugada, cuando no es algo de trabajo, es alguna cita con un hombre o una fiesta. Menos mal que al periódico entro tarde a trabajar, con la excusa de cubrir los acontecimientos culturales y como terminan tarde. Ese mundo de modernillos, gafapastas, bohemios y toda esa clase de pijos que van de intelectuales, va a terminar conmigo, aunque debo reconocer que saben montar fiestas.

Odio los sábados, son la antesala de la comida familiar del domingo, por lo que no puedo pasarme mucho esta noche, debo poner buena cara a todo. Mañana es el cumpleaños de mi hermano y viene a comer su novia, una auténtica gilipollas, que se cree una pija por llevar cosas de Tous, no se puede ser más tonta, ahora estaba ahorrando para un bolso de Carolina Herrera, ¡Jo Angela! ezque es otro nivel ¿sabes?. Otro nivel es no tener que ahorrar para comprártelo tonta del culo.

A mi hermano sólo le falta la correa y el collar, mi cuñada lo tiene completamente controlado, novios desde el colegio, han estudiado carreras similares, el derecho y ella empresariales, los dos trabajan de funcionarios, tienen ya su piso comprado sobre plano, fecha de boda y hasta el nombre de sus hijos, joder, seguro que hasta planifican los días en los que follan.

Me imagino a mi hermanito a cuatro patas, atado, con una mascara negra y una mordaza, mientras mi cuñada vestida con un corsé de cuero le clava los tacones de aguja de sus botas por el culo y le atiza con la fusta. Son los dos tan reprimidos y previsibles que seguro que esconden algo raro. Tengo una mente muy pervertida.

Yo soy diferente, no encajo en esa vida de pequeño burgués, aunque tampoco sé el tipo de vida con la que encajo, sólo quiero divertirme y darle las gracias a mi complejo de Peter Pan, ya tendré tiempo de crecer.

¡Mierda! La dos menos diez, ya no llego al super, otro día a basa de Nocilla...

martes, abril 15

Sobre mis lectores, fantasmas e incredulidad.

Los comentarios se han convertido en una parte muy importante de este blog, los que me dejais comentarios, no sólo dais ánimos, aportais anecdotas y opinais sobre lo que escribo, me gusta mucho leeros, aunque algunas veces (mea culpa) no responda a todos.

Sobre lo que escribí ayer, he de decir que por supuesto aún no me he librado del fantasma de Limón, más de diez años con él traen estas consecuencias. Ya no le quiero, hace mucho que dejé de quererle, se lo ganó a pulso, pero no puedo evitar que algunos de sus actos me afecten.
Cuando has querido mucho a alguien, has confiado ciegamente en él y creías conocerle, lo que más te afecta es la decepción, y Limón me ha decepcionado tanto, y aún sigue haciéndolo.
Yo quería ser su amiga, dejando un tiempo prudencial por supuesto, lo intenté, pero todo se iba más a la mierda por momentos.
Demasiadas mentiras, Limón es un cobarde. Con el tiempo, cuando se cae la venda de los ojos, he visto como era realmente, y me da mucha pena por mí, porque no puedo dejar de pensar en como pude estar tan ciega y no ver como era realmente. Un ser egoísta y superficial, para el que yo era sólo un objeto de su propiedad. Es cierto que al principio no fue así, pero las cosas se deterioran, la gente cambia, y lo que antes era una gota se convierte en un océano, supongo que hasta que no conocí a Fresa y no me di realmente cuenta de que Limón y yo hace mucho que no teníamos nada en común.

No soy rencorosa, no merece la pena odiar a alguien, pero lo del sábado me pareció cruel e infantil, no sé que grado de implicación tenía Limón, aunque sinceramente ya me da igual, he dejado de ser bien pensada. No le deseo nada malo a Limón, sólo me gustaría que pasara algo en su vida que le hiciera entender el daño que me ha hecho.

Estoy jodida porque creo que no puedo corresponder al 100% a Fresa, modestia a parte Fresa está completamente enamorado. Estamos ahora en la fase empalagosa, palabras bonitas, mimos y caricias. Me parece tan raro tener a alguien así a mi lado, me hace tan feliz que aún no me lo creo, ya escribí sobre pesimismo, esto es más bien incredulidad y baja autoestima, porque aún no sé como alguien tan maravilloso puede quererme tanto.
Cada vez creo más en el karma ¿ será verdad que el universo me está compensando por todo mi sufrimiento anterior?

Me he puesto demasiado filosófica, pero es jodido que no te afecten ciertas cosas.

lunes, abril 14

Trampas y llamadas intempestivas

Hoy sigo siendo un despojo humano, me lo pasé muy bien, aunque no todo fueron risas, pasó algo que me mosqueó bastante.

Cuando Limón comenzó la universidad, sus padres compraron un piso en la capital de la provincia, para él y su hermana, ese piso tenía y tiene un teléfono fijo, número que por supuesto sé de memoria después de muchos años llamando...

La madrugada del sábado al domingo, cuando estaba en mi cenit etílico, a eso de las 7.40 de la mañana miro mi móvil y hay estaba una llamada perdida de dicho número de hacía pocos minutos. En situación normal no le habría dado importancia, pero con el pedo que tenía me dejé llevar por la curiosidad y llamé.
Respondió al teléfono un chico, cuya voz creo reconocer en un amigo de Limón, un crío de veintipocos con menos cerebro que un insecto, el chico descojonándose me pide que me identifique, yo contesto que saben perfectamente quien soy, que se vayan a la mierda y me dejen en paz, en tío sigue insistiendo, que si no digo quién soy cuelgo, yo le vuelvo a mandar a la mierda y le cuelgo.
Esto más o menos fue la conversación, no la sé exacta porque cuando me cabreo mucho, más las copas que llevaba encima, no la recuerdo con precisión.
A los dos minutos vuelven a llamarme, descuelgo pensando (ilusa de mí) que era Limón para disculparse por los capullos de sus amigos, pero no. Era una voz de chica que no me sonaba de nada, diciendo (esto si lo recuerdo bien) muy dulcemente ¿perdona me has llamado? Colgué en el acto sin contestar.

Sé que Limón está con una chica, y Limón me ha decepcionado tanto que pensaba que ya no lo podría hacer más. Error, no sé puede caer más bajo, aunque no sé si la tía en cuestión es su nueva novia, no sé porque creo que sí.

Es todo tan absurdo y surrealista, y me siento como una tonta porque no debí llamar cuando vi el maldito número. No puedo volver atrás en el tiempo y aunque haya caído en esta estúpida trampa, es algo que no me ha venido mal, ya sé para la próxima que no tengo que volver a responder, ahora Limón se ha caído por completo.

Tengo la sensación de que después de tantos años no conozco a Limón, ni él me conoce a mí, eso pasa desde hace varios años.

Tenía que soltar todo esto y desahogarme, llegué a casa, Fresa me cuidó y me cubrió de mimos.
No voy a volver a comerme la cabeza, tengo alguien a mi lado que me conoce, me respeta y sobre todo me quiere.

domingo, abril 13

De boda en boda 2

Ya estoy de vuelta en Madrid y soy un combro, es decir no llego a escombro humano. No tengo voz, ni píes, ni cuerpo.
La boda mejor de lo que pensaba, aparte de un cantante de orquesta con traje de cuero, que en el primer plato ya estaba cantando entre las mesas, canciones: Nino Bravo, Camilo Sexto...
Mucha comida y muy rica. Mucho frío también.
Lo mejor, cinco horas de barra libre, Jack Daniels, Jameson, platos de jamón ibérico y queso manchego curado.
Después, discoteca, gran reencuentro con todos mis amigos de la infancia, más baile, más alcohol, me he metido en la cama a las nueve de la mañana.
Resumiendo, me lo pasé de puta madre.

viernes, abril 11

De boda en boda.

Hoy vuelvo a mi pueblo porque mañana tengo boda.

Va ser la primera a la que asista sin la compañía de Limón, por lo menos me ahorraré las pregunta y bromas de a ver cuando nos toca.

La última boda a la que asistí fue a finales de septiembre, de un primo de Limón, por entonces aunque me lo negaba a mi misma las cosas iban mal, yo estaba llena de dudas, y de lo único que te hablaba la gente en esa boda era que los siguientes nosotros.

Limón tenía ganas de casarse o irnos a vivir juntos, pero yo me agobiaba, no tenía prisa por cambiar Madrid por una capital de provincias.

Las bodas en los pueblos son por una parte lo puto peor, una cantidad enorme de gente, allí que haya 250 invitados se considera que es una boda sencillita, la media andará entre los 400 invitados, pero he ido a bodas de más de 500. Los restaurantes no hacen más que construir salones de bodas cada vez más grandes.

Yo siempre bromeaba con celebrarla en el Bernabeu, porque entre las bodas a las que iba con Limón, más las que invitaban a mis padres, cuando tuviera que casarme si invitaba a toda esa gente, tendría que alquilar un estadio.

Este año solo tengo esta boda, bueno hay otra en julio, pero a esa paso de ir, es más compromiso de mis padres. El año pasado fui a cuatro, y tenía cinco pero en una plantaron literalmente a la novia tres semanas antes. En 2.006 tuve seis bodas, dos llegaron a coincidir el mismo día, además fue la boda de mi excuñada. Un coñazo esto de los pueblos.

Ahora no sé si me casaré, no quiero ilusionarme en exceso con Fresa, tiene unas opiniones un tanto radicales, pero si me casara con él sé que sería una ceremonia pequeña, por lo civil, Fresa es completamente ateo, en esas condiciones me resultaría ridículo casarme por la iglesia.

Como muchas mujeres fantaseas con lo que querrías para ese día, yo soy muy tópica, me apetece algo pequeño, un jardín al aire libre, amigas recitando poemas que me gusten, votos escritos a la americana, y cursiladas varias.

Eso sí, imprescindible un mínimo de 4 horas de barra libre.

Esa es la parte buena de las bodas. Mañana pienso beberme hasta el agua de los floreros, y a quién me diga, que pena lo tuyo con Limón, le voy a contestar que lo mío con Limón no funcionó porque realmente soy lesbiana y me he echado una amante rusa de dos metros que trabaja de segurata en un bar gay.



jueves, abril 10

Eres un morboso.

Morboso,
eres un morboso.

Susurras que no me quite el camisón,
mientras tus dedos juegan con mi tanga,
lo bajas lentamente,
metes la mano bajo la falda.

Morboso,
eres un morboso.

Subes hasta la cintura la escasa tela,
aprisionas una teta sobre la ropa,
tu otra mano va a mi culo,
introduces por fin tu poya.

Morboso,
eres un morboso.

Dejas la luz encendida,
y me llamas diosa,
murmuras que te pongo mucho,
aunque no quieras quitarme toda la ropa.




miércoles, abril 9

Las desventuras del coño. 2ª Parte

Nota: Si eres hombre puede que el tema te resulte desagradable, intentaré ser lo menos escatológica posible por respecto a quien me lea, pero hay cosas inevitables, espero sepan entenderme y perdonarme.

Como prometí hace tiempo, hoy toca hablar de la menstruación, el periodo, la venida de la prima, el tomate, o su nombre más común, la regla.
El porque se produce no tiene lugar aquí, para eso está la wikipedia, de lo que quiero hablar es de mi particular relación con ese acto natural que me ocurre todos los meses y que indica que soy una mujer sana.

Un 11 de octubre del 91, un terroncito de azúcar se sentó a hacer un pis, miró sus braguitas y vio una mancha roja en ella, lo entendió al instante y presa de un inusual nerviosismo llamó a su madre que le facilitó material higiénico, el terrón de azúcar por fin era Caramelo, se había convertido en mujer y tuvo su primer cabreo por efecto de la regla.
Por supuesto, esa noche Caramelito pasó la vergüenza de su vida cuando su señora madre comunicó a su señor padre, nuestra niña ya es mujer, Caramelito quiso morirse, cuando la noticia no sólo se extendió a su padre, sino a más parte de la familia y amigos del matrimonio. Traumatizada quedó, aunque sólo por unos meses.

El mayor trauma ocurrió cuando se empezaron a poner medios higiénicos. Cuando me bajo la regla, aún no habían inventado las compresas con tejidos innovadores, que absorben más que una expontes, y por supuesto no se mueven gracias a las alas. No, tuve que enfrentarme a las de celulosa y no hay en el mundo cosa más asquerosa... Para dormir, mi madre me obligó a ponerme además una gasa debajo de las braguitas y otra braga encima, un pañal vamos... Afortunadamente al poco tiempo aparecieron en el mercado las primeras compresas con alas en dos cómodos tamaños, y aunque tenían un dedo de grosor, era un alivio comparado con las de celulosa, donde tenías que ir al baño cada hora para comprobar que estaban en su sitio.

Capitulo aparte los tampones, estaban los O.b. sin aplicador y los tampax, pero el aplicador de cartón del tampax me daba mucha grima, y se resbalaba de las manos al intentar colocarlo. La primera vez que usé uno fue en el verano del 93, para la piscina, como es de suponer me lo coloqué mal, y las pasé putas, luego con el tiempo mejoró, pero nunca fueron santo de mi devoción, hasta que sacaron esos maravillosos tampax compact.

Aclaro que mi regla era un río, duraba ocho días y al menos cuatro era como un afluente del Ebro, el ginecólogo no se explica como no tenía anemia. Eso es así desde la primera vez, todos los meses de mi vida, ya que otras chicas empiezan poco a poco, yo no, lo mío fue todo de golpe.

Después de esta larga historia, otro parte no menos escatológica, es el sexo con la regla, peliagudo asunto.

Respeto todas las opciones sexuales que están dentro de la legalidad, de modo que quien le guste hacerlo adelante, yo personalmente no lo hago, mis escrúpulos superan a mis ganas de sexo, y eso que cuando estaba con Limón nos veíamos poco y a veces coincidía, lo que nos llevaba a estar más de un mes sin pecar contra el sexto mandamiento.

Cuando estoy con la regla, soluciono el asunto con mimos, y alguna mamada si estoy especialmente cachonda, mi relación con las mamadas será otro capitulo de esta saga triple X.

Al grano, hay varias opciones para quien no le importe la regla, esto lo he sacado de conversaciones con otra gente y de cosas que vas leyendo por hay, no es un estudio de campo, no puedo contar mi experiencia en este asunto, pero si mi opinión, sacada del sentido común.

Toallas:
La película Showgirls, de Verhoven, leer el post de Vicisitud y Sordidez al respecto. Hay una escena dónde después de un baile muy subido, la protagonista comienza a enrollarse con un tío, pero para porque dice textualmente que tiene el periodo, el tío no se lo cree, ella le pide que lo compruebe, a lo que él introduce la mano en los pantalones de ella, acto seguido la chica se levanta y se pira, a lo que el "omvre" todo salido le grita ¡tengo toallas! Si queréis ver la peli, tranquilos, no sale nada de sangre ni por supuesto echan el polvo.
A lo que voy, que me enrollo mucho, supongo que la técnica consiste en follar sobre toallas y tener a mano para limpiarse cuando se termine. Un amigo que lo había hecho alguna vez, me contó que mientras lo haces no pasa nada, pero que al terminar y sacar el miembro, eso puede ser la matanza de Texas. Asquerosidades a parte, por lo visto durante no pasa nada, pero el movimiento y la acumulación de aire y fluidos puede hacer salir a reacción lo que hay dentro.

Ducha:
Sin duda el más higiénico, el único que en alguna ocasión me he planteado, aunque no me gusta demasiado follar bajo el agua, entre otras cosas porque no dispongo de una ducha gigante. Pero si se tiene una ducha más o menos amplia y una alfombra antideslizante es sin duda la mejor opción.

No conozco más métodos, de todas formas no estoy por la labor de hacerlo. Cada día estoy más contenta de tomar la píldora, no la tomo como anticonceptivo, aunque es lo mejor, la tomo por problemas con la regla, antes me dolía mucho, duraba demasiado y además no era lo suficientemente regular. Ahora sé que me baja un viernes entre las doce y las cinco, y para el martes por la noche no tengo nada.

Si amigos, ayer terminé y necesito sexo, esta noche Fresa no se escapa...

La única canción que viene a mi cabeza es la de Niña a mujer, de Julio Iglesias, pero como no quiero torturar a nadie, dejaré una de Siniestro que son más divertidos.



martes, abril 8

Autorecordatorio y autocensuras.

Cuando comencé a escribir el blog tenía el propósito de ser una continuación del que inicié en julio, algo para desahogarme, contar mis paranoias, y cualquier chorrada que me llame la atención. No esperaba tener lectores, y mucho menos fijos, que sorprendentemente les gusta lo que escribo.

Responsabilidad, me siento demasiado responsable de lo que voy escribiendo cada día sabiendo que alguien lo va a leer, por supuesto no es nadie que me conozca personalmente, nadie de mi alrededor sabe que escribo un blog, lo decidí así, para no tener que autocensurarme nunca, pero no puedo evitar volverme exigente acerca de lo que tengo o no que escribir.

Ayer me quedé un poco mal, pensando si no estoy demasiado pesada con Fresa últimamente, hoy no he parado de darle vueltas, así llega la censura. No quiero autocensurarme y aún no lo he hecho pero si me he reprimido con algunas cosas y no debo hacerlo.

Es un blog personal y no tengo que cortarme en nada de lo que escribo, aunque me de vergüenza contar ciertas cosas, si soy capaz de hablar de mi vida sexual y los problemas de mi coño sin cortarme un pelo, no tengo porque esconderme de lo que siento, aunque para mí sea más íntimo declarar que estaba celosa o las explosiones de cursilería que tengo algunas veces sobre Fresa.

Me gusta escribir con total libertad, y creo que eso se nota en el blog, se lo debo a quien me lee alguna vez, pero sobre todo me lo debo a mi misma, para que esto sea mi confesionario y mi terapia particular.

Después de lo dicho, sólo me queda una declaración de principios, para todos pero sobre todo para mí.


Yo, Caramelo, residente en este Madrid sin estrellas, que pertenece a blogger, prometo solemnemente no autocensurarme, ni esconderme tras eufemismos, ni escribir entre líneas, ni arrepentirme de lo que alguna vez escribo aunque con el tiempo cambie de opinión, pero sobre todo prometo no volver a comerme la cabeza con dudas sobre si está bien o mal.
Prometo ante todo y sobre todo sinceridad.




lunes, abril 7

Sobre Fresa y otros desastres

Continuo con mi lunes, destrozada y con un huevo de cosas por hacer. La cocina echa un cristo, ya no quedan platos limpios, por mi habitación parece que ha pasado Atila, tengo que ponerme a buscar piso ya, cambiar de curro ya (hoy tenía una entrevista a la que no he ido) y tomarme la vida algo más en serio. Toca aterrizar, pero si algo me ha dejado este fin de semana es la absoluta convicción de que me he enamorado, y lo que es mejor, también Fresa se ha enamorado de mí, muchas conversaciones etílicas extremadamente dulces, más bien empalagosas, son las culpables.

Fresa está bueno, muy bueno, no es coña, no es el típico guaperas, pero es un tío de más de metro noventa, educado, inteligente y encantador. No le estoy tirando flores porque le quiera, estoy reflejando la realidad.
Si te cruzas con Fresa por la calle no te hará volver la cabeza, no es de esa clase de tíos buenos, pero si cruzas dos palabras con él y te sonríe caerás rendida.
Debajo de su barba de cinco días, su camiseta sin planchar, pelo descuidado y actitud pasota, descubres una sonrisa perfecta, unos ojos inteligentes y sinceros, un tiarrón que es a la vez un niño y además tiene las manos más bonitas que he visto en un hombre, no sé explicarlo mejor, es más efecto que causa.

Fresa es biónico, tengo una teoría sobre él.
Me explico mejor, Fresa tiene un bultito pequeño en la espalda, un quiste pequeñito debajo de la piel, a la altura de una de las vértebras del comienzo de su espalda. Me gusta acariciar ese pequeño bultito, porque sólo yo sé lo que es en realidad, aunque él por supuesto lo niega.
El bulto en cuestión es un microchip insertado en su piel que hace que todas las mujeres que le conocen le adoren, que antes de pedir algo ya lo obtenga, y cae bien al instante de conocerle. Es alucinante el poder que tiene, afecta a toda persona del genero femenino que tenga cerca, independientemente de su edad o condición, joder si hasta mi madre cuando viene a verme le cuida y eso que para mi madre sólo es mi compañero de piso. Yo lo llamo el chip ternura, porque es lo que hace, un imán de mimos, cuidados y caricias, un transmisor de ondas que afecta a las féminas.
Teniendo en cuenta que Fresa es teleco y adora todo lo que tiene que ver con la tecnología , no descarto que él mismo lo haya inventado.

P.D: El sábado me puse celosa, y NO soy celosa, pero ver a cuatro tías sentadas alrededor de Fresa, mirándolo tiernamente, hablándole única y exclusivamente de las ganas que tenían de follar, ofreciéndose gustosas a traerle hielo, un poco de pizza, una mamada (eso no lo dijeron pero SÉ que lo pensaban) No se me llevaron los demonios, no, pero si llego a tener una recortada quien me acaba llevando es la policía.
Y juro por lo más sagrado que no estoy exagerando. ¿Dónde está es Sr. Lobo cuando se le necesita?

Sobre sincronización, preguntas y resacas.

El domingo (para mi hoy porque aunque sean las tres de la mañana aún vivo en domingo) Fresa y yo nos levantamos como a las dos, ambos con resaca, ambos destrozados, salir tres días seguidos de juerga puede ser matador, y creo que ya estoy muy mayor. A pesar de llevar levantados dos horas, al cabo de otras dos nos dormimos cada uno en un sofá a la vez y nos despertamos a la vez.

Esto me lleva a pensar dos cosas, primero que hoy no me duermo ni a la de tres y la otra es que Fresa y yo cada vez estamos más sincronizados, se puede decir que lo de vida de pareja está superado, cuando hoy hemos pedido comida china para cenar (que cutre y a la vez sofisticado suena) lo he confirmado, no somos novios, somos un puto matrimonio, si hasta estoy empezando a hablar en plural...

Sobre preguntas indiscretas, el sábado no iba a salir, teníamos una fiesta en un piso, al principio sólo iba a asistir Fresa, pero en el último momento cambié de idea y decidí acompañarle, entre otras cosas porque la fiesta la daba una chica muy maja con amigas muy “majas” también, jodidas zorras... Una de ellas, en un momento muy avanzado de la fiesta, y cuando digo momento es el momento cocina, es decir: chupitos de tequila, mojitos y porros. El caso es que me preguntó a bocajarro sobre mi situación, sin más, sin venir a cuento, a continuación trascribo conversación exacta y explico como tomarse un tequila, todo en uno, yo soy así de multitarea.

Zorra: ¿ tu te estas follando a Fresa?

Caramelo: Errr, esto, si... (necesito tequila ya)

Z: ¿Pero desde hace mucho?

C: Errrr, arggg, algo... (echándome sal en la mano)

Z: ¿Y sólo follas con él?

C: Si (lamiéndome la sal)

Z: ¿Y él se folla a otras?

C: No. (chupito tequila pal cuerpo)

Z: ¿Y te apetece follarte a otro?

C: ahhhh!!!! No (trago a un botella con zumo de limón)

Z: Pues entonces sois novios.

C: Ahhhh!!!! Arrrggg!!!!! No, bueno, es raro, Jajjajja, que va, esto... (otro chupito, necesito otro chupito, bueno va me hago un mojito...)

Justo entonces, Fresa apareciendo por la puerta de la cocina y las otras zorras coreándome porque fliparon al verme beber el chupito tan impunemente, una hasta me dijo que era su puto idolo... Si es que soy como Cruzcampo, donde voy triunfo.

Se aprovecharon de mí... Y sí, lo sé, no debería beber, me lo digo en todas mis resacas. Y sí, lo sé también, el día que me muerda la lengua caeré muerta sin remedio.




Canción típica y tópica, pero a estas horas me puedo permitir ser obvia.

domingo, abril 6

Estado comatoso


Me he pasado desde el jueves de fiesta,
tengo resaca constante,
ampollas en los pies,
contesté a preguntas indiscretas,
y dije cosas muy serias,
me he recorrido Madrid,
desde Malasaña a la Latina,
con fiestas en pisos y discotecas pijas,
bares cutres y cañas de diseño,
me comí un espejo tratando de ir al baño,
y terminé volviendo descalza a casa,
resumiendo,
tres noches muy intensas.
A pesar de todo,
nunca he sido tan feliz.


viernes, abril 4

Buscando piso. 1

Ayer comenzó oficialmente mi búsqueda de piso junto a Fresa, después de las dudas, de hablarlo mucho, por fin nos vamos, primero porque necesitamos contrato, segundo porque vivimos con otra persona que no lleva nada bien lo de convivir con otra pareja (lo entiendo) y tercero pero no por ello menos importante necesitamos intimidad.
Tenemos ganas y estamos ilusionados, por una vez voy a dejar atrás los miedos y las tonterias.

Por otra parte hoy inahuguro una nueva sección, porque buscar piso en un barrio como el mío no es fácil, hay oferta, pero cara y pisos de mierda, pero tengo un margen de casi tres meses, raro será.

La búsqueda de piso es fuente inagotable de anecdotas, ayer encontré este anuncio en loquo, hice una inmediata captura de pantalla y me dediqué a mandarselo por mail a toda mi agenda, el comentario general es ¡qué difícil es encontrar piso!

Pincha sobre la imagen para verla más grande
Pincha aquí si quieres ver el anuncio original (no sé cuanto tiempo estará colgado)

jueves, abril 3

Soy una pesimista emocional

Cuando todo me va bien, no puedo evitar ponerme en lo peor, siempre tengo que buscar los fallos y constantemente sopeso los contra, a pesar de todo tiro pa'lante, me dejo arrastrar, aunque el camino me lleve al abismo.
Fresa es perfecto, bueno no lo es realmente, es desordenado, pasota, friki sin remedio y con complejo de Peter Pan, pero sigue siendo perfecto. Yo soy algo neurótica del orden, muy pasota, algo friki y con complejo de Wendy.
Nos parecemos y nos complementamos.
Es curioso, porque con Limón tenía en común frivolidades como su afición a las fiestas, que me dejaban agotada, era más neurótico que yo y se pasaba el día regañandome, un barba azul que tenía que educar a una niña, porque me sentía siempre como una niña pequeña a su lado, pero con él tenía un plan de vida, casarme, tener niños, ser una familia como Dios manda...
Ahora con Fresa no tengo ningún plan y a la vez los tengo todos, Fresa no proviene de una familia muy convencional, no piensa en bodas, ni en repoblar el planeta de niños, Fresa sólo quiere estar conmigo, lo demás vendrá con el tiempo.
Ya no pinto la valla blanca de mi casa unifamiliar, ni le pongo nombres a mis hijos, sólo vivo el momento con alguien que me hace feliz, tanto que tiene que existir un fallo en alguna parte, de hay mi pesimismo, le tengo miedo a la felicidad.

miércoles, abril 2

Ana

Que difícil es controlarlo todo, Ana tiene la agenda repleta, planifica hasta el último segundo de su existencia. Listas, adora hacer listas, todo tiene que tener un orden, una cronología, un plan determinado.
Citas con clientes, entrevistas a candidatos, cenas con amigos, reservar para comer, hacer la compra, planchar, llamar a su madre, todo tiene sus horarios estudiados al milímetro.
Necesita ese control con todo, tal vez por eso no permite enamorarse, para ella es meter a un elemento perturbador en su vida, algo que le desestabilice y rompa su rutinario y planificado modo de vivir.

Su neurosis raya lo obsesivo, la típica persona que tiene ordenado todo por sistemas, los libros perfectamente alineados, los platos por tamaños, la ropa por tipo y color. Clasificar, se pasa el día clasificando todo a su alrededor.
A las personas las divide en categorías, según su ideología, modo de vida, tipo de trabajo, ingresos, tantos baremos. Como su compañera de despacho, es de derechas, pero vive como una roja izquierdosa, trabaja de consultora como ella, y gana más, claro que ella no se folla al jefe. De hecho no se folla a nadie, aunque a veces le gustaría.

Consulta por quinta vez su agenda y hace la octava anotación del día. Tiene que llamar a su amiga Rosa que ha tenido un niño, el regalo para la criatura lo compró en el momento que le confirmaron el sexo, eso lo tiene controlado, pero debe hacer un hueco para visitarla, tal vez entre la depilación del sábado por la mañana y la compra del bolso que tiene reservado desde hace un mes, aunque en ese hueco tenía pensado cometer una frivolidad y hacerse la manicura aprovechando que iba a la clínica de estética. Últimamente no tiene tiempo ni para limarse las uñas.

Mira su planning de comidas, hoy le toca comer judías verdes con jamón y pechuga de pollo a la plancha, tiene una hoja de Excel con un estudiado programa de comidas, le llevó varios días establecer el equilibrio entre las calorías, la compra semanal, el tiempo de preparación y sus ganas de cocinar.

Puede que si sea una neurótica, odia a muchos tipos de gente, es la entrevistadora más dura de toda la consultora, pero no terminó con matricula su master para luego no ser exigente con los demás. No puede soportar a la gente gorda, que fuma, se muerde las uñas, va despeinada, mal maquillada o que no se viste adecuadamente, cuando algún candidato no entra en sus cánones estéticos ya se puede despedir del trabajo por muy buen currículo que tenga, la imagen que se proyecta es extremadamente importante para Ana. Sólo es necesario tener algo de disciplina, la gente no tiene fuerza de voluntad. No le importa no caerles bien, ella es más fuerte e inteligente que todos juntos. Se ha matado estudiando, ahora trabaja más horas que nadie, es la primera en llegar y la última en marcharse, no se permite ninguna distracción. Hoy sus compañeros han salido a comer fuera y está sola en la oficina, tenía demasiado trabajo, además prefiere comer sola.

Se levanta de su silla, es ya la hora de comer, coge su tupper, calienta las judías y el pollo en el microondas, la sala de empleados está vacía, mejor para ella, hoy nadie le verá comer. Saca la comida del tupper, coge sus platos, cubiertos y una bolsa con cierre hermético de su cajón, calienta la comida, se sienta en una silla de la salita, come un fragmento de judía y un trocito de pollo, lo mastica muy lentamente, se levanta de la silla, saca la bolsa y vierte hay todo el contenido de sus platos, la guarda en su bolso, ya se deshará de ella más tarde. Afortunadamente hoy no tiene que vomitar, últimamente lo hacía mucho y sus dientes se estaban resintiendo debido a los ácidos, hoy todo el mundo verá que comió al ver los platos sucios. Sospecha que hablan a sus espaldas, pero sólo son envidias.

Vuelve a su puesto de trabajo, contoneando su esquelética figura.