lunes, agosto 4

Mis labios y sus besos


Tengo los labios cortados, normalmente siempre llevo varios cacaos labiales de diferentes tipos porque antes tenía tendencia a que me pasara, los tengo algo carnosos (sin ser los de Angelina Jolie ya me gustaría) y necesitaba usar a menudo cualquier labial, pero últimamente no, no los necesitaba, tenía los labios estupendos sin usar nada.

Después de arduas, sesudas e intricadas reflexiones (efectivamente, estoy muy aburrida) he llegado a la conclusión que mis labios están mal por falta de besos, suena raro, pero lo tengo comprobado de forma física. Debe ser porque el roce continuo hace que se quiten los pellejitos, el efecto de la saliva o que por el ejercicio labial aumente el riego sanguíneo y sea más beneficioso para que estén nutridos, no tengo ni idea, el caso que no he echado de menos echarme cacao en semanas y estos días que estoy sin Fresa se han vuelto a cortar.

Necesito besos, no sólo para mi corazón, los necesito también para la salud de mis labios.

3 comentarios:

el agus dijo...

Para mí, el beso, aparte de representar algo sexual o saludable como apuntas, representa amor hacia la persona fuera de lo sexual. Me explico.
Me gusta besar a mis hermanos y a mis padres (en las mejillas) pero son besos de otro tipo y reconfortan la hostia, no entiendo como el contacto de unos labios con una cara puede producir ese bienestar.
Imagino que los labios son un punto muy sensible de nuestra anatomía, donde se recogen muchas sensaciones, pero el resto, imagino, lo hace el coco.
No sé si me he liado.
Saludos
El Agus (aka Hell Agus)

Laura dijo...

Dicen que la saliva es curativa. Yo los tengo siempre brisados, así que me apunto a tu teoría. Saludos.

BIRA dijo...

Lindo razonamiento que Fresa no podrá rechazar. Intentaré usarlo yo también, con tu permiso. A ver si cuela!